Servicios

  • * Proyecto integral y equipamiento interior * Remodelaciones * Muebles a medida * Iluminación * Perspectivas en 3D Studio Max * Diseño de vidrieras *

martes, 14 de septiembre de 2010

Romanticismo en la decoración


El estilo romántico en la decoración, es popularmente conocido como el estilo “Rococó”, desarrollado durante el reinado de Luis XV en Francia en el siglo XVII. Fue una época en la cual se produjo un crecimiento del poder económico que transformó a París en el centro mundial de la moda. Luego se trasladó a toda Europa, siendo también adoptado en Inglaterra, con el estilo Chippendale.
El término “Rococó” proviene de la palabra “rocaille”, el cual se refiere a los adornos de jardín fabricados en roca y enchapados con una cubierta decorativa.
Este tipo de decoración se caracteriza por utilizar molduras, muebles pequeños, elegantes, con colores pastel y maderas claras, con pátinas y decapados, curvilíneos, de líneas sinuosas, con incrustaciones. El mueble de asiento fue diseñado más especialmente para la mujer, algunos de los cuales eran más anchos y bajos para estar más cómodas con los amplios vestidos de miriñaque. El sillón Bergere fue muy característico de esta época, con “orejeras” a ambos lados del respaldo y con un tapizado de capitoné, de cuero, bien acolchado y mullido, muy utilizado en el estilo Rococó. Las patas cabriolé y los respaldos en forma de violín se hicieron presentes en gran variedad de sillas.
La seda, el damasco y el terciopelo le daban un encanto único a cada pieza, acompañados por marcos de madera labrados y dorados.
Otro mueble muy predominante en este estilo es el sofá Chaise- Longue (camas de día pensadas para recibir tumbados a las visitas, hoy en día utilizadas más que nada para relajarnos, ver foto inferior derecha) el canapé, realizado con esterilla, y las cómodas, en las cuales los ebanistas se lucieron muy minuciosamente. Contaban con dos o tres filas de cajones, patas altas y cambriadas o en cabriolet, su superficie era de mármol y terminaba, en su parte inferior, en arbalète – en ballesta – detalle central con flores o coquilles (vieiras) talladas. Otras de sus versiones eran más angostas y pequeñas, y algunas con siete cajoncitos.
Utilización de lacas chinas, porcelanas y alfombras de lana. Las ventanas se visten con largos cortinados con telas tipo organiza y finos bordados. Predominio de espejos.
Por otro lado, las camas se caracterizaron por tener dosel incorporado (especie de techo del cual cuelgan telas), acompañadas por colchas o edredones y almohadones lisos o con flores (muy utilizadas también en la vajilla y los pequeños adornos exhibidos en amplios cristaleros). Los baños y cocinas presentan muebles con esterillas y exhibidores acristalados que permiten ver su interior.
Un ambiente romántico se destaca por su elegancia, delicadeza y confort. Hoy en día es una tendencia, y la podemos aplicar tanto en un living comedor o cocina, como en un dormitorio o un baño, siendo muy predominante el color blanco, los mullidos tapizados, las lámparas de tela, y sin olvidar, los arreglos de flores naturales, los cuales brindan una frescura única.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada